¿El bitcoin es una cobertura contra la inflación?

Todos sabemos que los precios cambian con el tiempo. Por ejemplo, una hamburguesa BigMac de McDonalds que en los años 70’s costaba $0.65 hoy cuesta $5.71 y esto se debe a la inflación. Una inflación “aceptable” ronda el 2% al año. Sin embargo, ¿qué pasa cuando hay un exceso de dinero en el mercado?


A lo largo del último año (2020) hemos visto una impresión de dinero como nunca antes. A raíz de la crisis actual y las acciones por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, la economía ha tenido un aumento nunca antes visto de oferta monetaria, impulsados a través de los llamados “estímulos monetarios”. Los siguientes gráficos muestran la oferta monetaria (M1 y M2) histórica de Estados Unidos, que en resumen es todo el dinero efectivo y otros instrumentos líquidos (depósitos) que tiene la economía del país.


M1: Incluye monedas y billetes en circulación y otros equivalentes monetarios que se pueden convertir en efectivo fácilmente.


M2: Incluye M1 y los depósitos a corto plazo (CD) y determinados fondos del mercado monetario.


La teoría dice que un aumento en la oferta monetaria “generalmente” reduce las tasas de interés, lo que termina en una mayor generación de inversión y más dinero en manos de los consumidores para que se estimule el gasto. A raíz de esto, las empresas responden con una mayor demanda de materias primas y una mayor producción para poder suplir la demanda de mercado. Esto debería aumentar la demanda de mano de obra (empleo).


Pensar que el 30% de los dólares en circulación han sido “impresos” en los últimos 10 meses es lo que nos lleva a ponernos alerta. ¿Qué pasará en el corto plazo con el control de precios? ¿Hay un riesgo de inflación en el mediano plazo? ¿Cómo impacta esto en el nivel de deuda del país? Lo cierto es que esto no ha ocurrido solo en Estados Unidos, sino también varios Gobiernos han seguido estos pasos.


La pregunta ahora es: ¿cómo nos cubrimos ante una posible inflación?


Bitcoin como cobertura.

Posiblemente escuchó por primera vez de bitcoin en 2014 o 2017, cuando amigos y familiares hablaban sobre los cambios bruscos de precio. Pero, ¿qué es el bitcoin?


Bitcoin es la primera moneda digital descentralizada que puede ser enviada a través de internet de persona a persona a cualquier parte del mundo. Es decir, una moneda que opera sin una autoridad o banco central y que la gestión de las transacciones es llevada a cabo de forma colectiva por la red, una red pública que es revisada en tiempo real por miles de personas en todas partes del mundo. Y que también cualquier persona que quiera, puede revisar en cualquier momento y de manera libre.


Pero, ¿bitcoin es dinero y tiene valor? Existen seis principios que se deben cumplir para poder decir que bitcoin es dinero y que es una reserva de valor. Debe ser un bien (1) escaso, (2) divisible, (3) portable, (4) durable, (5) reconocible y (6) fungible. Bitcoin efectivamente es un activo escaso, solo hay 21 millones de bitcoins. Cada bitcoin es divisible entre 100,000,000 de “céntimos” llamados satoshis y permite mostrar los saldos hasta en ocho decimales. ¿Es portable? Si, los bitcoins se guardan en billeteras que pueden ser tanto digitales como físicas (del tamaño de una memoria USB). ¿Es un activo durable y reconocible? Esta pregunta puede ser polémica, pero considerando que bitcoin tiene 12 años y cada vez tiene una mayor aceptación y adaptación, podríamos decir que hasta la fecha, si es un activo durable y reconocible. ¿Es un activo fungible? Si, puedes pagar con bitcoins de persona a persona o incluso con tarjetas de débito y crédito. En los últimos meses, empresas como PayPal y Square han incorporado bitcoin como medio de pago en sus plataformas.


¿Por qué ahora? Cuando llegó la pandemia, los mercados se desplomaron y los bancos centrales estaban viendo cómo salvar la economía a través de impresiones de dinero, bitcoin sobrevivió. Bitcoin se creó en la crisis financiera del 2008 con el propósito de ser una reserva de valor en un mundo conectado pero de manera descentralizada (sin depender de un gobierno o banco). La pandemia puso el valor de bitcoin en el foco del mundo, y debido a esto, un nuevo participante empezó a comprar bitcoins: las instituciones.


Los inversionistas institucionales buscan reservas seguras de valor para cubrirse contra una posible inflación. Bitcoin ofrece una reserva de valor que es objetivamente mejor que el oro y con un mayor potencial alcista. Las instituciones e importantes inversionistas que han reconocido al bitcoin como el nuevo oro (Oro 2.0) son: Fidelity, JP Morgan, Deutsche Bank, Citibank, Blackrock, MassMutual, Paul Tudor Jones, Stanley Druckenmiller, entre otros.


Es importante y sano reconocer que bitcoin aún es un activo bastante volátil, por lo que debe ir ligado de una adecuada gestión de riesgo. Solo se debe invertir un capital que no se necesite, que esté dispuesto a ver fluctuar en el tiempo e incluso verlo caer.


En el mercado alcista de bitcoin de 2007 y 2017 era relativamente difícil comprar bitcoins. Ahora puede comprarlo con su cuenta de PayPal, Cash App, o su cuenta de brokeraje como Robinhood. ¿Qué pasará cuando bitcoin pase del 0.01% de la población al 1%? ¿Qué pasará cuando parte de los $90 Trillion de activos bajo gestión de los institucionales pase a bitcoin? Recordemos que sólo existen 21 millones de bitcoins y es aquí donde entra la oferta y demanda. A mayor demanda y con una oferta limitada, los precios suben. Bitcoin podría no irse de $20,000 a $100,000 en los próximos 5 a 10 años, sino a $1 Million.


Saludos,

Antonio Rubio

antonio@inviertefacil.pe


*Disclaimer: Este artículo lo escribí a mediados de enero 2021 por lo que hay información que ha cambiado. Los precios han subido exponencialmente. Hoy soy más las empresas e instituciones que han decidido mover sus reservas de efectivo a bitcoin. No es recomendación de inversión ni compra.

9 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

CONOCE TU PERFIL DE RIESGO ANTES DE INVERTIR

  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram

© 2020 Todos los derechos reservados.